Vino rancio

Memòries Ranci 1870

El sueño de revivir una antigua tradición

Revisitar el pasado, caminar por los senderos de las laderas cubiertas de viña hasta la cima, sentir la esencia del lugar. Un trago de Ranci de Costers detiene el tiempo. No es ahora ni es ayer. Es todo. La energía de la tierra, la pizarra desmenuzada, las hebras de romero, la coscoja resistente, la madreselva de los rincones más frescos, la brisa de las tardes y la oscuridad de las bodegas. Secreto ancestral del Priorat que tenemos la fortuna de elaborar, beber y sentir.

  • image
  • image
  • image
Ficha técnica

Vino rancio naturalmente oxidado. A la vista presenta un color ámbar muy os-curo, de intensidad máxima, con reflejos de bronce brillante. La tradición popular del Priorat llama a este color “oro viejo”. La textura es densa y aceitosa. En nariz sorprende el equilibrio entre complejidad y sutileza. Es profundo y fino, con notas de tostados, incienso, frutos secos, hierbas secas, tabaco y miel. En boca es amplio, suave, de paso amable y lleno.

  • image
  • image
  • image
Ficha técnica